Hackprender.com

Aprender a Aprender

Categoría: Rendimiento Físico

¿Qué significa “estar en forma”? Objetivos físicos avanzados

¿Te has puesto morado de turrón eh? Y de langostinos. Y de cochinillo, y hasta las trancas de vino, cerveza y cava. Ahora, a mediados de Enero, te miras al espejo en gayumbos o braga-faja. Se te ven un poco de lorzas. La tripilla se ha expandido. “Voy a volver al gimnasio”, te dices. O a correr, o a nadar o al partidito de squash del Domingo. Al fin y al cabo, como no nos ha tocado ni el Gordo ni el Niño, lo importante es la salud, y hay que estar en forma.

Si te ves identificado, no tienes que preocuparte. Eres uno más de ese gran porcentaje de personas para el cual ponerse en forma es uno de los propósitos del nuevo año. Pero ¿qué significa exactamente “estar en forma”, cuales son los parámetros, es siquiera saludable?

Leer Más

Cómo aguantar la respiración durante más tiempo (hasta 4 minutos!!) y sobrevivir en el intento

Uno de mis recuerdos estivales personales más antiguos es cuando iba con mi padre a alquilar libros a una biblioteca que sólo abría durante los tórridos meses de verano en el central parque zaragozano de Jose Antonio Labordeta (entonces llamado Primo de Rivera y conocido popularmente para todo maño como el Parque Grande). A la sombra de uno de los árboles que nos proporcionaban el amparo necesario para sobrevivir a la socarrina, descubrí, entre muchas otras, la dramática historia de Kino y su hijo Coyotito, y la existencia de una tribu indígena de Mexico que vivía de zambullirse a varios metros de profundidad  en las cálidas aguas del mar Pacífico, rastreando durante minutos el fondo marino, en busca de las ansiadas perlas. Todo ello en la estupenda novela de Steinbeck, La Perla.

Leer Más

Cómo ganar 8 kilos de peso en dos meses (o no) – Segunda entrega

Todo hombre quiere ser (y parecer) más fuerte. Desde un punto de vista evolutivo la capacidad muscular ha sido garante de la supervivencia de nuestra especie, unida al incremento masivo del tamaño de nuestro cerebro.

Muchos hombres de cierta edad, sin embargo, se resignan a un ocaso de esta característica consustancial del varón, escudándose en el inexorable transcurso del tiempo y el deterioro inevitable del organismo. Como dije en mi primera entrega sobre cómo ganar músculo de forma acelerada, todo varón pierde alrededor de un 5% de su masa muscular cada década a partir de los 30. El hecho de que a los 40 solemos estar en la cumbre de nuestras carreras, lo que conlleva mayor responsabilidad y estrés, y mayores presiones familiares, hace que, enarbolando el adagio “de los 40 para arriba, no te mojes la barriga” , nos conformemos con esta decrepitud sin hacer mucho por evitarla.

Leer Más

Cómo ganar 8 kilos de músculo en dos meses (o no)

En otras entradas he aludido a mi situación física cuando entré en la Universidad, a mis tiernos 18 añitos, y lo de tierno no es metafórico. Con 58 kilos de peso y 1.70 de altura, mi semejanza con un corredor de fondo etíope me hacía ser pasto de burla de mis amigos, que me cantaban con cierta sorna aquella famosa canción de Los Burros, “Huesos”.

Gracias a cultivar el deporte de la musculación, pasé de 58 a 65 kilos en algo menos de dos años, y a excepción de aquellos años de plenitud física, a mitad de los 20, cuando me puse en 72 kilos de puro acero (y no, no el “acero, gordo y blando” de Super López) en esos 65 kilos me he quedado, kilo arriba, kilo abajo, por el resto de mi vida.

Leer Más

Bascula Withings

La mejor forma de medir la grasa corporal y por qué hacerlo

Llevo levantando pesas desde que tenía 18 años. Empecé por eso de ganar algo de músculo, ya que cuando entré en la Universidad pesaba menos de 60 kilos con 1,70 de altura. Desde entonces he llegado a ganar hasta 10 kilos de peso, y éste se ha estancado en alrededor de los 70 kilos, lo que no está mal para alguien al que le cuesta ganar músculo como yo.

La cuestión es que, aunque la balanza me diga que peso 66 kilos, es difícil saber si en estos 22 años de musculación he ganado masa muscular o he empezado a acumular grasa debido a la edad. Desde un punto de vista estético esto suele ser fácil de ver. Si no te la puedes ver cuando vas al baño, es obvio que  la barriga cervecera no tiene un alto porcentaje de tejido magro. Pero para gente como yo, que somos entre ectomorfos y mesomorfos (nos cuesta ganar peso y los depósitos de grasa tienden a formarse alrededor de órganos vitales, no en zonas visibles como el abdomen o la cintura) es difícil dilucidar si tienes un exceso de grasa corporal.

Leer Más

Cómo Dormir Bien

Cómo dormir mejor – Hackeando a Morfeo

Los españoles dormimos mal. De hecho somos de los europeos que peor dormimos, sólo un poco mejor que los portugueses. Tú me dirás que no existe tal concepto, que no se puede dormir bien o mal, sino simplemente dormir. La ciencia, como siempre, lleva la contraria a la sabiduría popular. Como todo en la vida, se puede aprender a dormir mejor. Y en eso estamos en este artículo.

Pero por que dormimos mal los españoles? Una razón evidente es nuestro estilo de vida. El cáncer de la jornada laboral partida, las cenas a las 10 de la noche, nuestra afición a la vida nocturna, hace que seamos los europeos que nos vamos más tarde a la cama. Según el Sexto Congreso Mundial de la Federación Mundial del sueño (sí, existe tal federación, no es coña), los españoles nos vamos a dormir de media a las 00:15 de la mañana, y nos levantamos con el tiempo justo para poder llegar al curro (7:30), haciendo difícil que comamos un desayuno en condiciones. Las repercusiones negativas de estos patrones de sueño vienen motivadas por el desajuste entre los ciclos de luz naturales (amanecer y ocaso), lo que provoca caídas de productividad y falta de energía durante el día. No es una sorpresa que solamos estar en los últimos puestos en las tablas de productividad.

Leer Más

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén