Digamos que tu objetivo es perder la grasilla de las vacaciones navideñas, mirarte en el espejo y ver un cuerpo con músculos bien definidos, o que quieres recuperarte de una lesión con mayor rapidez, o aumentar tu capacidad de resistencia y al mismo tiempo experimentar un incremento de tus niveles de explosividad: si llevas cierto tiempo haciendo deporte y sabes un poco de que va el tema, lo primero que pensarías es qué esteroides me tengo que tomar, ya que los esteroides muestran una extrema eficacia a la hora de conseguir estos objetivos. Y seguro, los esteroides pueden tener todos estos efectos, pero tienen un pequeño problema: pueden matarte.

Leer Más