Digamos que tu objetivo es perder la grasilla de las vacaciones navideñas, mirarte en el espejo y ver un cuerpo con músculos bien definidos, o que quieres recuperarte de una lesión con mayor rapidez, o aumentar tu capacidad de resistencia y al mismo tiempo experimentar un incremento de tus niveles de explosividad: si llevas cierto tiempo haciendo deporte y sabes un poco de que va el tema, lo primero que pensarías es qué esteroides me tengo que tomar, ya que los esteroides muestran una extrema eficacia a la hora de conseguir estos objetivos. Y seguro, los esteroides pueden tener todos estos efectos, pero tienen un pequeño problema: pueden matarte.

¿Qué me dirías si te dijera que existe una presunta alternativa que puede que consiga los mismos efectos que los esteroides sin los (terribles) efectos secundarios?

Os introduzco a los SARMs.(Modulador selectivo de receptores androgénicos).

Lo que este palabro significa es que estas sustancias son capaces de seleccionar tejidos específicos en el cuerpo y ayudar a que estos tejidos (tejido muscular por ejemplo) crezcan en tamaño. Mientras que los esteroides afectan  a los tejidos tanto positivamente (ayudan a los músculos a recuperarse y a crecer) como negativamente (crean efectos androgénicos como la proliferación de acné, aumento del pelo corporal y empequeñecimiento testicular), se cree que los SARMS son capaces de afectar a estos tejidos musculares de forma positiva sin los efectos negativos consustanciales a los esteroides.

Los SARM se empezaron a utilizar como terapia paliativa para prevenir el desgaste muscular (sarcopenia), aumentar el crecimiento muscular magro, combatir el cáncer y ayudar a las personas a mantener niveles adecuados de fuerza y tejido muscular a medida que envejecen. Se cree también que al aumentar la masa muscular y dado que el músculo requiere un mayor esfuerzo metabólico del organismo, la grasa corporal se reduce también como efecto indirecto.

Yo estaba intrigado; lo suficiente como para ponerme a investigar un poco, y finalmente, para probarlos. Decidí tomar la dosis recomendada para ganar músculo y perder grasas (5 a 10 mg diarias de 4 a 8 semanas) de Ligandrol (LGD-4033) y ver qué pasaba.

¿Me “mazaré” como Sanson?¿Me crecerán pelos en las orejas? ¿Se me pondrá voz de pito como Farinelli? Todo sea por la experimentación

ANTES

67K / 17% Grasa Corporal

TRES SEMANAS DESPUES

66K/ 16% Grasa Corporal

AL FINAL DE LAS 4 SEMANAS

66k/17% Grasa corporal

Resultados

  • Mejoras estéticas en brazos, espalda y pecho
  • Se me marcaban más las abdominales, incluso al elevar el porcentaje de hidratos de carbono y consumir más calorías de lo habitual
  • Ligero aumentó del tamaño de mis brazos y pectorales
  • No hay aumento real de la masa muscular en general
  • Ninguna reducción en la grasa corporal, se quedó tal cual

Conclusion

Como casi todo en la vida, el camino más transitado tiende a ser el correcto. De humanos es el buscar atajos, en búsqueda de la fuente de juventud que nos mantendrá en forma, sanos y bellos con menos esfuerzo. Pero al final, tener un físico envidiable se reduce a incrementar la capacidad de trabajo en el gimnasio y controlar tu dieta adecuadamente.

Como todo experimento sin controlar con un tamaño de muestra de uno, los resultados son altamente subjetivos. Quizá los SARM tengan efectos positivos en ciertas personas, quizá su repercusión sea válida sólo para individuos con deficiencias importantes en cuestión de masa muscular. La literatura científica parece mostrar que estos moduladores androgénicos pueden ser beneficiosos en ciertos sectores poblaciones, ancianos por ejemplo, pero su efecto en sujetos sanos y en cierta forma física está todavía por descubrir.

En mi caso, ni mi masa muscular se incrementó significativamente, ni la grasa corporal se redujo. Quizá las abdominales estén más marcadas y los brazos parezcan más grandes pero todo esto no deja de ser una impresión subjetiva.  Quizá cuatro semanas no sean suficientes para dar un veredicto justo. El caso es que el experimento no dio resultado.

Los SARM no son baratos, así que si lo que quieres es incrementar tu masa muscular por motivaciones estéticas, de rendimiento deportivo o por cuestión de salud, el combo usual de entrenamiento de musculación con pesos altos e incremento de las calorías ingeridas (principalmente en forma de proteína e hidratos en día de entrenamiento) será tu receta más eficaz. Y además es gratis.